Gobierno revela su reforma para Retiro

Reducirán beneficios y aumentarán la edad a modo de salvar los sistemas de pensiones

El paquete de medidas para atender las deficiencias del Sistema de Retiro podría incluir la modificación de los bonos de Navidad o verano que reciben los pensionados. 

A menos de 24 horas de haber anunciando que firmaría la Alianza Público Privada del Aeropuerto Luis Muñoz Marín, el Gobierno reveló una plan para reformar el Sistema de Retiro de los Empleados del ELA.

En conferencia de prensa, el presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Javier D. Ferrer junto a la secretaria del Departamento de Hacienda, Melba Acosta, detallaron una serie de medidas que el gobierno propone para reformar ambos sistemas con “soluciones permanentes, integradas y abarcadoras”.

Las medidas permitirán atajar su déficit actuarial, que asciende a unos $35,000 millones, evitar que los Sistemas se queden sin dinero para pagar las pensiones de los retirados y honrar los beneficios acumulados de los empleados públicos activos.

Sistema de Retiro de Empleados del ELA

En resumen, las medidas propuestas para reformar el Sistema de Retiro de Empleados del ELA, que está compuesto por aproximadamente 116,658 jubilados y 131,361 empleados activos son:

1. Mover empleados públicos bajo el plan de beneficio definido establecido bajo la Ley 447 y la Ley 1, a un plan híbrido con un componente de plan de contribución definida adicional.

Esto supondrá una reducción en los pagos que recibirán los que se retiren eventualmente, ya que se congela la acumulación de beneficios de los empleados activos, al eliminar la adquisición de nuevos beneficios bajo el Sistema actual, pero respetando toda acumulación ganada por dichos empleados públicos hasta el presente.

El empleado recibirá al retirarse una pensión equivalente a lo que han acumulado hasta el 30 de junio de 2013 bajo la Ley 447 o Ley 1, junto a una anualidad correspondiente a las aportaciones que haga a partir el 1 de julio de 2013. Se elimina, además, la pensión por mérito bajo la Ley 447.

2. Extender la edad de retiro, pero de manera escalonada para aquellos empleados públicos que se encuentran hoy cerca de cumplir con la edad de retiro requerida bajo las leyes vigentes.

A los empleados bajo la Ley 447, cuya edad de retiro actual es de 58 se le subirá 65 años de edad. A aquellos bajo Ley 1, de 65 años se le sube a 67 años de edad; a empleados bajo Reforma 2000, de 60 a 67 años de edad; y a Policías y Bomberos, que actualmente se retiran a los 50 años (bajo Ley 447 y Reforma 2000) o a cualquier edad tras cumplir 30 años de servicio (Ley 1) ahora se retirarán a los 58 años de edad.

3. Incremento en la aportación de los empleados al Sistema, de un 8.275 % a 10%.

4. Modificación de los beneficios otorgados por las Leyes Especiales, utilizando todo el ahorro que esto produzca para allegarle más fondos al Sistema de Empleados Públicos.

Para los retirados recibiendo una pensión mensual igual o menor a $1,500 (cerca del 80% de los retirados) se harán las siguientes modificaciones:

-Reducir en 30% el bono de Navidad (de $600 a aproximadamente $425).

-Reducir en 50% la aportación adicional al plan médico (de un máximo de $1,200 a un máximo de $600 anuales).

-Eliminar el bono de verano ($100)

-Aumentar en 25% el bono para medicamentos (de $100 a $125).

Mientras, para los retirados recibiendo una pensión mensual mayor a $1,500 (aproximadamente el 20% de los retirados) se realizarán las siguientes modificaciones.

-Reducir en 66% el bono de Navidad (de $600 a $200).

-Eliminar la aportación adicional al plan médico (un máximo de $1,200).

-Eliminar el bono de verano ($100).

-Eliminar el bono para medicamentos ($100).

Mientras, se anunció que se eliminarán los beneficios de las leyes especiales para todo futuro retirado.

5. Conversión del pago global que se le hace a los empleados públicos que se jubilan bajo la Reforma 2000 a una anualidad que proveerá un ingreso mensual fijo y vitalicio a nuestros servidores públicos.

Ayuda para los menos que ganan

La secretaria de Hacienda destacó que aun cuando con estas propuestas se reforma la estructura de beneficios para los no retirados y se modifica los requisitos básicos para recibir una pensión bajo los Sistemas, la Reforma busca ser sensible con aquellos retirados cuya realidad económica los hace más vulnerables a cambios en los Sistemas y aquellos empleados públicos que se encuentran cerca de la edad de retiro.

Los cambios diseñados para suavizar el impacto en los empleados públicos más vulnerables son:

1. Aumentar la pensión mínima de $400 a $500.

2. Utilizar parte del ahorro producto de los cambios a las Leyes Especiales para brindarle beneficios más generosos a aquellos pensionados que menos reciben mensualmente del Sistema.

3. Implantar el aumento en la edad de retiro de forma escalonada para disminuir el impacto de la Reforma en aquellos que están más cerca de la edad de retiro vigente.

4. Convertir el monto de las aportaciones realizadas por aquellos empleados sujetos a la Reforma 2000 a una anualidad les asegura a estos, en contraste a la Reforma 2000, un ingreso certero y vitalicio.

“De esta manera se busca encontrar un balance razonable entre la crisis fiscal de los Sistemas y la realidad económica y social de nuestros jubilados y de nuestros empleados públicos más desventajados”, dijo Acosta.
Vía El Nuevo Día

Foto El Nuevo Día

mallontv


NEWSLETTER

Recibe un resumen de las noticias mas importantes de la semana, todos los lunes.


Page optimized by WP Minify WordPress Plugin